Conocí a una persona sapientísima, muy estudiosa. Me impresionó la forma cómo se relacionaba con nosotros los extranjeros en Roma. Si no entendíamos algo, ella parecía más ignorante que nosotros, no actuaba, lo hacía con tanta naturalidad para no hacer ver en ningún momento que sabía más que nosotros. Se abajó hasta nuestro nivel para levantarnos hasta su altura.

Los títulos y jerarquías, cuando hacen perder la raíz de nuestro ser creatural, pueden ser obstáculos para la felicidad. Nos volvemos “pequeños dioses”.  La soberbia es una grave falta contra el amor. Mucho más grave que la falta contra la pureza.  Me gustó esto que dijo San Agustín: “la soberbia no es grandeza, es hinchazón”. Le dio al ojo.

🔸 El soberbio no es un grande, es un hinchado, es un enfermo espiritual. Hay que ser conscientes de que el principal enemigo está dentro de uno. Sólo la virtud de la humildad nos ayuda a conocer en verdad nuestra grandeza en Dios.

¿Cómo andamos por casa?

¿Ejercitas la humildad?.
.

.
.

.

#insiemepy #insiemeenc #generandoencuentros #vuelodelaguila #lafuerzadelopequeño ~#humildad #humilde #grandeza #gradesenlahumildad