đŸ™ŒđŸ» HabĂ­a una persona, en un pueblo lejano de la India que se pasaba el tiempo observando todos los movimientos de sus vecinos. DespuĂ©s reformulaba los hechos a su parecer, unĂ­a los cabos y salĂ­a el nuevo chisme, bien calentito para el mercado que siempre estaba ansioso de novedades. Por suerte esto es una historia pasada. Hoy dĂ­a ya no existen los chismosos, Âżverdad? Âżo aĂșn siguen existiendo? Parece que sĂ­. Bueno, si es asĂ­, hay que trabajar el interior para no entrar en nuestro circuito doloroso y dañino.

Hay que estar siempre atentos para no caer en el malĂ©fico y destructivo mundo de los rumores. El “a ti nomĂĄs te cuento destruyĂł comunidades enteras”. Si le prestas mucha atenciĂłn, estos te irĂĄn llenando el corazĂłn y la cabeza de cosas innecesarias. Recuerda que tĂș quieres ser un comunicador de paz, no lo olvides, esa es tu meta. Los chismosos abundan, pero los de profundidad espiritual e intelectual escasean Ășltimamente. O me equivoco.

đŸ«ą Si eres vĂ­ctima de chismes, ignĂłralo ÂżPor quĂ©? Porque reaccionar solo los empeorarĂ­a. ComprenderĂĄs que no puedes vivir de acuerdo con el nivel de otras personas, al menos no todo el tiempo. Lo que significa que usted y sus decisiones estarĂĄn expuestos a los chismes. No se rebaje al nivel de los chismosos. Ud. es mucho mĂĄs que eso. Nunca lo olvide.

Lo peor del chisme es que se puede destruir una vida. Stop a tiempo. Seamos la soluciĂłn a este problema.

ÂżCĂłmo estamos por casa?
.

.

.

.

.

.

#insiemepy #insiemeenc #generandoencuentros #vuelodelaguila #lafuerzadelopequeño #pandeesperanza  #algomejor #lomejor