El Dr. Gerónimo Acevedo explica la libertad con el ejemplo de un velero:

⛵ “Un velero es impulsado por el viento, por lo que es el viento (la causa) el que lo mueve; sin embargo, no es el viento sino el navegante (protagonista) el que, al mover las velas, le da dirección y sentido al andar del velero y este andar puede ser en dirección al viento o en dirección contraria, de acuerdo a cómo el navegante coloque sus velas frente a la situación que le es dada: la dirección del viento. Lo mismo sucede en el hombre; los observables en las dimensiones social, familiar y educativa son condicionantes, igual que el viento, pero es la persona espiritual, como el navegante, quien enfrenta con sus velas el viento para llegar a su destino. No debemos dejar de observar la dirección del viento, como tampoco dejar de estudiar los condicionantes de la existencia; pero es imprescindible tener en cuenta su calidad de condicionante. El error frecuente es el de asignarle el carácter de amo y señor de la dirección y el sentido, pues tanto en el velero como en la vida, el sentido surge de la actitud con la que lo enfrentamos” (Acevedo, 1998)

–          ¿Cómo va tu velero?

–          ¿Qué dirección sigue tu barca?
.

.

.

.

.

#insiemepy #insiemeenc  #generandoencuentros  #lafuerzadelopequeño #padrealdo #libertad #velero #libre