La historia de Paraguay está marcada por la fuerza y la valentía de sus mujeres, quienes han desempeñado un papel fundamental en la construcción y reconstrucción de la nación. Conocidas como «Kuña Guapa», una expresión que fusiona el español y el guaraní para describir a las mujeres capaces y valientes, las mujeres paraguayas han dejado una huella imborrable en la historia y la cultura del país.

Durante uno de los períodos más difíciles de la historia paraguaya, la Guerra contra la Triple Alianza (1864-1870), las mujeres paraguayas demostraron una increíble fortaleza y resistencia. Con su patria devastada por el conflicto, estas mujeres se convirtieron en el pilar de la reconstrucción, enfrentando desafíos y adversidades con coraje y determinación.

El legado de la mujer paraguaya trasciende épocas y fronteras. Reconocida por su extraordinaria labor, la mujer paraguaya ha sido elogiada por líderes de todo el mundo, incluido el Papa Francisco, quien la describió como la más gloriosa de toda América.

Hoy en día, la mujer paraguaya continúa desempeñando un papel vital en todos los aspectos de la sociedad, desde la política hasta la cultura, desde la educación hasta la economía. Su espíritu indomable y su capacidad para superar obstáculos inspiran a las generaciones futuras y demuestran que la valentía y la resiliencia son parte integral del alma paraguaya.

En cada mujer paraguaya late el corazón de una luchadora, una visionaria y una constructora de sueños. Su historia es un testimonio de fuerza, ​​determinación y amor por su patria. Hoy y siempre, celebramos y honramos el legado de la mujer paraguaya. ¡Kuña Guapa, símbolo de valentía y resiliencia! 💐🇵🇾