En este viaje llamado vida, nos encontramos con tesoros invaluables que no se miden en riquezas materiales, sino en el abrazo cálido de la naturaleza y el amor que compartimos con nuestros semejantes. Estos son los valores del Adviento, los regalos que recibimos y ofrecemos con el corazón abierto.

La Gratitud como Eco del Amor

El amor, según Viktor Frankl, es una gracia que no se gana, sino que se recibe. Es un encanto que transforma nuestro mundo y nos dota de un valor adicional. Sentirse amado despierta nuestras potencialidades, creando un ciclo virtuoso de recibir y dar. La gratitud emerge como respuesta natural a este intercambio, y así nace la gratuidad. Queremos compartir lo bueno que hemos recibido, extendiendo el círculo virtuoso del amor.

«El amor no es ningún mérito sino solamente una gracia… aumenta y afina en quien ama la resonancia humana para la plenitud de los valores» (Frankl, 1978). El amor, ese don que transforma y encanta el mundo, es una manifestación clara de la gratuidad. Sentirnos amados despierta nuestras potencialidades, y este despertar se convierte en un ciclo virtuoso: al recibir, nos sentimos impulsados a dar, y al dar, creamos un flujo continuo de amor y valores.

Valores de Creación y Experiencia: Caminos Entrelazados

Los valores de creación y experiencia se entrelazan, formando caminos complementarios para dar sentido a nuestra existencia. Cada experiencia nos enriquece, cada creación nos conecta con la esencia de la vida. Es a través de estos valores que exploramos y realizamos el significado de nuestra propia existencia.

Adviento 2023: Tiempo de Espera y Renovación

Iniciamos el Adviento 2023, un tiempo de espera lleno de significado. Con cada vela encendida, aguardamos con el corazón abierto y la certeza de que algo hermoso llegará. La esperanza, la compañía y el amor están en camino para renovar nuestro espíritu. Desde ahora, te espero con alegría y gratitud, sabiendo que tu llegada traerá luz a mi vida.

Un Nuevo Año que Renace

Desde ahora, aguardamos que el Adviento haga nuevas todas las cosas. Esperamos la renovación del espíritu y un camino de luz para el año que se avecina. Con corazones abiertos, nos preparamos para recibir la esperanza, la compañía y la amorosa presencia que el Adviento nos trae.

Que este tiempo de espera sea un recordatorio de la importancia de la gratitud y el amor en nuestras vidas. En cada experiencia, en cada creación, encontramos los valores que dan sentido a nuestro viaje. ¡Bienvenido, Adviento! Estamos listos para recibirte con agradecimiento y amor. 🕯️🌟🙏