🤯 Las crisis se dan en toda vida humana. Antes o después, a lo largo de nuestra existencia, atravesamos alguna crisis que nos pone a prueba, nos genera sufrimiento o nos confronta con nuestras propias limitaciones, altera nuestra seguridad, trastoca nuestros proyectos, contraría nuestros deseos o destruye nuestras expectativas, llegando incluso a hacer que nos replanteemos el sentido que creíamos que tenía nuestra vida.

➡️ Para que una situación se considere crítica, ésta se ha de percibir como grave y generar una gran desorganización (que puede llegar a ser extrema), a la vez que se siente una incapacidad o impotencia para poder resolverla de forma inmediata, o bien, no hay ninguna certeza de que será resuelta (Slaikeu, 1996). Dado que las crisis hacen sufrir, queremos que sean superadas lo antes posible, queremos salir de ellas, por lo que necesitamos decidir que hacer lo antes posible. La palabra crisis deriva de la palabra griega Krinein, cuyo significado es decidir. La crisis es también un momento de decisión, discernimiento, además de ser un momento crucial durante el que se producirá un cambio para mejorar o para empeorar (Lidell y Scott, 1968, citado por Slaikeu, 1996).

¿Hacia dónde decides jugarte?.