Hay paz en nuestros pueblos? Johan Galtung subraya este aspecto cuando dice: “Dime cómo te comportas en un conflicto y te diré cuánta cultura de paz tienes. […] La prueba de la validez de una cultura de paz radica en la forma en que influye en el comportamiento en los conflictos. «

  • Se escucharon gritos aquella tarde, de nuevo en el barrio se había encendido el fuego de la violencia. Era el pan diario de nunca acabar. Los vecinos parecieran que disfrutan creando pleitos por cualquier asunto. Ya estábamos casi habituados a esto. Pero no puede ser normal. No puede ser considerado como algo rutinario que algunos vivan siempre entre gritos y violencias. O tú ¿qué opinas mi amigo lector?

 Cuando en tu vida llegan lo conflictos, ¿cómo los enfrentas? ¿Te vuelven violento o logras mantener la paz?  ¿Es lo mismo tener conflictos y ser violento? 

Hagamos este viaje para distinguir el conflicto y la violencia. 

1. ¿Qué es un conflicto?

– El conflicto es un proceso por el cual dos o más actores o partes persiguen propósitos incompatibles y cada uno intenta evitar que el otro persiga su propósito. Según la RAE, uno de los significados es encontrarse en apuro ante una situación desgraciada y de difícil salida.

– Conflicto no es lo mismo que violencia. En los periódicos, la palabra «conflicto» se usa a menudo para designar «violencia». Comprender la diferencia es crucial.

– Los conflictos pueden ser positivos y constructivos al abrir caminos de cambio si se tratan de manera efectiva.

¿Por qué  necesitamos estudiar el conflicto?

Todos pasamos por momentos conflicitivos en nuestras vidas. La capacidad de resolver nuestros propios conflictos y los de nuestros seres queridos, habla muy bien de uno mismo.

– Las habilidades de resolución de conflictos no se «pueden dar por contado». No nacimos capacitados en eso, pero, como con cualquier otra ciencia o forma de arte, deben ser aprendidos y practicados.

– El campo de crecimiento de los ‘medios y conflictos’ se basa en la propuesta de que, al equiparnos con la capacidad de resolver conflictos, podremos convertirnos en seres humanos y profesionales más eficientes.

– El conflicto se acumula en cada proceso de cambio, todos lidiamos con el eso todos los días de nuetras vidas.

Situaciones de conflicto

Es probable que surjan conflictos en circunstancias en las que:

– los recursos necesarios son escasos (pobreza, empleo, vivienda, disponibilidad de agua)

– la comunicación entre las partes no existe o no es efectiva.

– las partes tienen percepciones incorrectas o perjudiciales entre ellas.

– hay una falta de confianza.

– existen delitos no resueltos del pasado.

– las partes no valoran la relación entre ellas (relación matrimonial).

– el poder está distribuido desigualmente.

– participan dos partes de diferentes edades; el joven no quiere lo que quieren los ancianos o viceversa.

2. ¿Qué es la violencia según Galtung? 

Johan Galtung (24 de octubre de 1930 en Oslo) es un sociólogo y matemático noruego. Es uno de los fundadores y protagonistas de la investigación sobre la paz y los conflictos sociales. Según este estudioso la violencia se puede dividir en tres partes: violencia directa, violencia estructural y violencia cultural.

– La violencia directa es «el daño evitable a las necesidades humanas básicas de la vida que hace que sea imposible o difícil para las personas satisfacer sus necesidades o alcanzar su máximo potencial» * Algunos ejemplos son violencia física, violencia sexual, violación, tortura, asesinatos y abuso verbal que puede expresarse a través de insultos orales, calumnias, difamaciones, asesinatos, etc.

– La violencia estructural es una forma de violencia que se incorpora a la sociedad a través de instituciones como la constitución, el tipo de gobierno y las leyes que tienden a crear una sociedad desigual en la que algunos sectores de la población están excluidos de los privilegios que otros comparten. Algunos ejemplos de formas históricas de violencia estructural son las leyes a favor de la esclavitud, el imperialismo, el racismo, la discriminación de castas y la persecución religiosa.

La violencia cultural es una forma invisible de violencia que funciona en la mente y no en el cuerpo. Es un conjunto de formas de pensar y comportarse que justifican o legitiman la violencia directa o estructural. Estas formas existen como ideas, valores, creencias, hipótesis, mitos e imágenes en la mente de las personas. Este tipo de violencia puede ser reforzado por una variedad de formas culturales como lenguaje oral o escrito, arte, humor, estadísticas, estereotipos, mitos, creencias, leyendas de héroes de guerra, banderas, himnos, desfiles y carteles militares. Todas las formas de discriminación social basadas en clase, casta, cultura, creencias, raza, sexo, edad y características físicas son ejemplos de violencia cultural.

– Con este amplio concepto de violencia, nuestra comprensión del significado de «paz negativa» se amplía considerablemente. La paz, en un sentido negativo, no es simplemente la ausencia de guerra o violencia física, sino la ausencia de estructuras y culturas violentas que agravan la violencia directa. La paz negativa, entendida en sentido amplio, es una base segura para la paz positiva. Se han desarrollado varios procesos de paz en todo el mundo para apoyar la paz positiva, que a su vez fortalece la paz negativa al mantener a raya los conflictos.

Una cultura de paz:

Gracias al desarrollo de la ciencia de la paz y al papel indispensable que ha desempeñado en la vida humana armoniosa a escala mundial, las Naciones Unidas han definido la palabra «paz» en términos de «cultura». El documento identifica las condiciones universalmente aceptadas para que prevalezca la paz.

– Una cultura de paz es un enfoque integral para la prevención de la violencia y los conflictos violentos. Es una alternativa a la cultura de guerra y violencia. Se basa en la educación para la paz, la promoción del desarrollo económico y social sostenible, el respeto de los derechos humanos, la igualdad entre mujeres y hombres, la participación democrática, la tolerancia, el libre flujo de información y el desarme.

– Por lo tanto, el término «cultura» significa más que una comprensión cognitiva o simbólica de los valores, sino una disponibilidad y un compromiso para vivirlos en los conflictos de la vida cotidiana. Johan Galtung subraya este aspecto cuando dice: “Dime cómo te comportas en un conflicto y te diré cuánta cultura de paz tienes. […] La prueba de la validez de una cultura de paz radica en la forma en que influye en el comportamiento en los conflictos. «

Bibliografía para profundizar

Structural violence

Galtung’s article on Cultural Violence (1990)

Galtung’s detailed article on Violence (1969)