Viktor Frankl explica con un ejemplo muy didáctico cómo se da la autotrascendencia, gracias a la cual se encuentra el sentido de la crisis:

🙌🏻  “La autotrascendencia es como nuestros ojos. Es decir, la capacidad de mi ojo de cumplir con su función, que es la de percibir ópticamente el mundo exterior, depende totalmente de la incapacidad de percibirse a sí mismo. Mi ojo está enfermo en el momento en que note o vea algo de sí mismo. Si ve nubes son cataratas, mi cristalino se opaca; si ve aureolas de arcoíris alrededor de la luz, se trata de glaucoma. Un ojo sano no se ve a sí mismo. Lo mismo ocurre con el ser hombre.

ℹ️ Autotrascendencia significa que el hombre sea sólo él mismo y, justamente, tanto más hombre será cuanto que se olvide y se pase por alto, se deje a sí mismo atrás, al servicio de algo, de la consecución de su sentido, consagrándose a un de ver o a una persona” (Frankl, 2000)

Cuando menos te veas a ti mismo, mejor verás la realidad. Es el camino de la superación del ego que todo lo que quiere poseer.

–          ¿Qué tal vas con el narcisismo?

–          ¿Esta tu corazón dispuesto a hacer sacrificios por quienes te rodean?
.

.

.

Queremos emprender el vuelo, generando encuentros: @insiemepy 

.

.

#insiemepy #insiemenc  #generandoencuentros #padrealdo #vuelodelaguila #lafuerzadelopequeño