?? Así, llego al fin de mi recorrido. No creo que pueda haber mejor manera para dar un toque final que disfrutando de una bella enseñanza que nos da la naturaleza. Esta obra la encontré en la web (desconozco el autor, no es mía). La mamá águila nos enseña esto:

? Para criar hijos responsables, aprende del águila

 ?? Tu hijo, es un príncipe, tu hija es tu princesa…pero tu no eres sirviente de ellos. Tienen que aprender a volar.

Dales alas para volar y razones para regresar. Empújales para que se caigan y ve de nuevo tras ellos a levantarlos. Y vuelve a empujarlos al vacío hasta que vuelen. Sácales de la comodidad del sofá.

La razón por la cual el águila construye su nido con hierbas, plumas y espinas, es muy sencilla.  Cuando al aguilucho ha llegado a cierta edad y tienen condiciones para valerse por sí mismo, la madre sace del nido las plumas y las hiervas, de modo que solo quedan las espinas para que incomoden a la criatura.

El aguilucho ya no tiene confort, entonces las espinas le obligan a buscar una mejor casa. Ahí entre al águila madre: desde determinado punto de altura lanza a su hijo y empieza a enseñarle a volar. Lo arroja, el aguilucho extiende las alas, pero todavía no puede sostener el aleteo, el viento le gana y empieza a caer.

La madre lo observa y desciende a su rescate; lo toma con las patas, nuevamente lo sube y repite la operación: lo vuelve a lanzar. Y así, hasta que la criatura aprenda. Una vez que aprende ya está apto para emprender su propio rumbo.

Las águilas no apañan dependencia. Las águilas no mantienen a hijos ociosos, o vuelas o vuelas ¡Para triunfar en la vida hay que tener características de águila!  ?